BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Mi nombre es Roxy

Buenas tardes mis pequeños vampiros del crepúsculo.

Desde que tenia 8 años me han fascinado los VAMPIROS , su belleza(no siempre), su sensualidad, su oscuridad, si como yo alguna vez os sentis aislados, contrariados e incomprendidos, porfavor no dudeis en acudir aqui.

Siempre seré fiel a mis ideales, creencias(aunque para algunas personas sean irreales), y fantasias, asi que si compartimos opiniones, unidos a mi clan...

Siempre vuestra:

Princess of dark

miércoles, 3 de agosto de 2011

MENTES PERVERSAS

Buenos dias a todos mis dulces vampiros y vampiresas!!!
Por fin estoy un poco recuperada de mi terrible vuelta al trabajo, asi que voy a publicar un nuevo relato para la sección.



Se trata de un relato escrito por Narrador administrador del blog A leer toca un blog del que soy seguidora, y el cual me gusta mucho^^ .


Bueno, el caso es que Narrador, no es el primer relato de vampiros que hace, pero como bien os dije, también los que escribis sobre vampiros podeis participar.



Os dejo con el relato, el cual he de decir, me ha gustado mucho, aunque pienso que te deja en lo mejor...^^


Frente al monstruo

Tiré con desánimo de la diminuta cadena, aunque sabía que era inútil.
Alrededor de mi cuello, portaba como castigo una pesada argolla metálica que me impedía moverme con facilidad. Estaba presa en aquella habitación oscura y claustrofóbica, y sabía que Él estaba allí, dormitando.
Un escalofrío me recorrió el cuerpo. Temblé incontrolablemente, y me mecí acompasadamente para tratar de tranquilizarme. Me agarré de las rodillas y lloriqueé en silencio. Las cicatrices de mi espalda se abrieron y la sangre corrió por mi lastimada piel cómo lágrimas. Golpeé sin querer la pared descascarillada y sucia, y supe de inmediato que había cometido un error.
Él se despertó dando un respingo. Se incorporó pesadamente y olfateó el perfume cobrizo que despedían mis heridas, cómo un perro de presa buscando un rastro.
Me encogí instintivamente y contuve la respiración hasta casi ahogarme. No quería ver nada, así que cerré los ojos con fuerza y traté de ignorar el aliento nauseabundo que acariciaba las plantas de mis pies. Gimió excitado al reconocer mi aroma.
Grité. Grité cómo nunca había gritado en mi vida. El pánico me invadió como una pesadilla y pataleé tratando de repeler sus ataques. Pero era inútil, a poco que se lo propusiera, lograría morderme en los pies o en las pantorrillas.
De pronto, mi instinto de supervivencia me proporcionó la clave. Sin dudarlo, me apoyé sobre mis rodillas magulladas y tomé impulso para ponerme de pie. Me coloqué de puntillas, pegada a la pared.
Reí aliviada, contemplando su ineptitud. Agitó las manos tratando de alcanzarme pero, al estar postrado sobre sus rodillas, pareció más que me veneraba como si fuera una santa, suplicando mi clemencia. Se arrastró con un gesto patético, arañando las marcas de sangre seca incrustadas en el suelo, ignorando la cadena que a él también mantenía sujeto a la pared. Parecía un perro atado a su caseta. Creo que lloriqueó de impotencia. Entonó un largo y lúgubre lamento, cómo un cisne herido de muerte.
Me carcajeé con malicia. Disfrutando de mi victoria. Paladeando el triunfo. Si estaba condenada a pasar mis últimos días esperando a ser comida por ese monstruo, no iba a rendirme sin oponer resistencia.
Pasaron las horas con lentitud. Un pequeño charco de sangre se había formado a mis pies y me sentía bastante aturdida y mareada. La desesperación se apoderó del control de mi cuerpo y rompí a llorar desconsoladamente. Él me miraba con una expresión vacía que rozaba la estupidez, aunque por momentos quiero pensar que trataba de entender lo que me pasaba. ¿Era lástima lo que sentía al verme?. ¿Qué era entonces?.
Observé su rostro tratando de reconocer algo de humanidad en las facciones de su cara, en las diminutas arrugas y en su barba rala. Debió ser un hombre muy hermoso en vida, y me dolió verlo reducido a semejante monstruosidad sin conciencia de sí mismo. Sentí curiosidad por saber cómo había sido su vida antes de convertirse en ese ser sanguinario y voraz. ¿Sería feliz? ¿Tendría familia? ¿Alguien que lo quisiera y lo consolara?.
Sus ojos se cruzaron con los míos, y me sostuvo la mirada. Había un destello tierno, casi infantil, en sus pupilas desprovistas de color. Parecía hipnotizado, me miraba con calma, cómo una cobra antes de lanzar su letal ataque. Bostezó, o creo que al menos el espasmo era parecido a un bostezo.
- Es imposible que una criatura como tú tenga sueño – murmuré asombrada – Estás condenado a vagar por la tierra cazando, tratando de calmar tu hambre infinita. Te avalanzas sobre tus víctimas para drenarles la sangre, cómo una babosa con aspecto humano. Eres una aberración misteriosa...
Me observó durante un momento, taciturno y serio. Las palabras llegaron a mi mente sin que de su boca saliera sonido alguno:
- De mí nada sabes, criatura estúpida. Lloras, gritas, ríes. Te asustas ante mi presencia. Me juzgas sin conocerme. Te dejas guiar por las patrañas que te han contado sobre mi gente y ni siquiera tratas de dialogar conmigo. Estoy muerto y mi cuerpo ha sido reanimado por un espíritu vengativo. Mi gula está en mi boca, ¿pero y qué pasa con el resto de mi cuerpo? ¿Por qué piensas que soy incapaz de enamorarme? ¿Cómo sabes que mi corazón ya no late?.
Se recostó y me miró con petulancia. Disfrutando de mi perplejidad.
Por un momento, me había quedado sin palabras, pero mi mente bullía apilando pregunta tras pregunta. Sabía a ciencia cierta que ese momento era único: era la primera vez que mi gente y su gente contaban con sujetos capaces de comunicarse entre sí. Yo era su representante y sentí una mezcla solemnidad y orgullo propio.
Me senté mansita, con coquetería, recobrando la dignidad que había perdido en mis numeritos previos. Carraspeé con feminidad y le sonreí. Ordené mis pensamientos y comencé con el interrogatorio.
El me miró cómo hombre, y yo le repliqué a él cómo mujer.
Y sin proponérmelo, supe que había domesticado al monstruo.




Bueno, y aqui os dejo las preguntas y las respuestas de mi querido Narrador


1- ¿Porque habeis decidio hacer un relato de vampiros?
Porque es el requisito que tu impones


2- ¿En que os inspirasteis?
He intentado simplificar la esencia del monstruo, de manera que no se sepa muy bien la criatura que acecha a la protagonista hasta casi el final del relato. Bien podria ser un vampiro, un hombre lobo o un zombie (u otra cosa).


3- ¿Qué es lo que más os gusta de los vampiros?
Los vampiros son sexo. No dejas que nadie te muerda en el cuello, a menos que sea tu pareja sexual. Eso de que laman la piel y te drenen la sangre es un acto intimo y a la vez sucio. Los vampiros representan la liberacion de las represiones puritanas. Es una pena que las blogueras nunca reflexionen sobre los vampiros, a parte de cuando escriben sus novelas, quizas asi conseguirian el giro inesperado que la moda necesita para resultar fresca y actual.








Espero que os haya gustado tanto como a mi, y bueno solo me queda recordaros que dejeis un comentario al finalizar la lectura^^



Besos eternos

4 comentarios:

narrador dijo...

jajaja.
al final has dejado integras las respuestas a las preguntas, jajaja.
que valor!

Arix-chan dijo...

tienes toda la razon!!! me gusto lo del monstruo anonimo XD a mi me gusta su lucha contra su parte maldita por la sed.... hasta que algunos de hecho pueden llegar a acostumbrarse y disfrutar de su existencia. y que no sean solo monstruos... q debajo hay alguien q si te sientas a hablar pueda llegar a agradart :D

Esther Van Castle dijo...

Creo que Narrador había comentado que quería hacer esta historia cortometraje. Me encantó realmente capta la escencia del mounstro en este caso el vampiro, es estupendo.

Dulce Cautiva dijo...

Simplemente una palabra... Sublime. Como todo lo k escribe este gran "narrador".

Gracias a los dos x darnos la oportunidad d leer una gran obra. Aunke confieso k me kedé con las ganas d saber x k el vampiro estaba también encadenado komo ella... Saludos y bs!!!