BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Mi nombre es Roxy

Buenas tardes mis pequeños vampiros del crepúsculo.

Desde que tenia 8 años me han fascinado los VAMPIROS , su belleza(no siempre), su sensualidad, su oscuridad, si como yo alguna vez os sentis aislados, contrariados e incomprendidos, porfavor no dudeis en acudir aqui.

Siempre seré fiel a mis ideales, creencias(aunque para algunas personas sean irreales), y fantasias, asi que si compartimos opiniones, unidos a mi clan...

Siempre vuestra:

Princess of dark

viernes, 1 de julio de 2011

CAPITULO 6 (Recuerdos de un vampiro)

Bueno, aquí os dejo al fin el 6º capítulo de mi novela Recuerdos de un Vampiro.
Espero que os guste, ya que hay un pequeño giro de los acontecimientos.



CAPITULO 6

Tenía que salir corriendo de ahí, no tenia una explicación lógica para todo lo que acababa de pasar, así que no tenía más remedio que huir.
Antes incluso de que Alex se agachase a coger el libro, yo ya estaba oculto en la noche. Desde donde estaba podía ver su expresión de “aquí está pasando algo”. No pude evitar echarme a reír. Había sido un día demasiado intenso… y especialmente raro. Decidí encaminarme hacia casa. Pero no pude…
Podía percibir la mente de Alex, lo asustada que estaba, y lo vulnerable que se sentía. Había cogido el cuchillo, y con la otra mano marcaba el número de la policía. Mirando de hito en hito a Brian, quién seguía tumbado en el suelo, con las cortinas enrolladas en las piernas.
Esperé entre la maleza a que llegase la policía, únicamente pendiente de la mente de Brian, controlando que no se despertara, y Alex se alterara más de lo que ya estaba.
Era la ocasión perfecta para poder entrar en su mente y descubrir porqué me tenía miedo. Pero…no podía. ¿Y si era peor de lo que podía soportar?
Aguanté hasta que los policías se llevaron detenido a Brian, y después me acerqué un poco más a la casa. No podía entender como había entrado… normalmente si un vampiro no es invitado, se queda clavado en la entrada, sin poder avanzar ni un solo centímetro. Por eso había comprado la casa, bueno…en parte. No me gusta dormir en sitios que no son míos. Además, quien querría vivir con un viejo y amargado vampiro…
Quizá aquella chica…
¡No!, ¿porque volvía a hacerme ilusiones con ella?, jamás serviría de nada… yo no era adecuado para ella…
Escuche como empezó a sollozar. Me dolía terriblemente el corazón, solo de pensar que ella estaba sufriendo… escuche un murmullo, eran palabras que se dirigía a ella misma en voz alta.
-Siempre sola… Para variar… ¿Por qué me tiene que pasar todo a mí?, ¿Qué he hecho para merecer esta tortura…?. Debería haberme ido con ellos…-. Los sollozos se transformaron en un llanto incontrolable. Tenía que irme de allí o mi pecho explotaría… Jamás había sentido tanta soledad como en aquel momento…
Derrotado y abatido me encaminé hacia mi hogar. Solo, como siempre… Y aún peor era la sensación de soledad que sentí de Alex…
Subí directo a mi habitación y me tumbe vestido en la cama. Levanté mis escudos para no sentir nada, y al final conseguí dormir.

                                                                       ***

 Llegue a un prado, iluminado por el ardiente sol y profundamente bello. Todo allí era bello. Todo, excepto una niebla negra que se aproximaba lentamente. Provenía de algo en lo que mi vista se engañaba. Una enorme casa, de aspecto gótico, totalmente negra y con solo tres arboles enormes desnudos alrededor. Todo aquel cuadro permanecía medio oculto por aquella densa niebla de color negro.
Me acerqué un poco más para ver si distinguía algo. Aquello no encajaba con el prado verde y en flor de detrás.
Empecé a vislumbrar pequeños detalles familiares. Las gárgolas de piedra roja, las ventanas cerradas a cal y canto…
¡¡¡NO!!!
Antes incluso de que pudiese pronunciar su nombre, mi hermano gemelo apareció ante mí.
-Buenas noches William-. Me recorrió un escalofrío, no de miedo por supuesto, sino de odio.
-¿Qué haces aquí?-. Mi voz era firme, pero cansada.
-Buena pregunta hermanito. En realidad estoy aquí por gusto-. Su sonrisa conseguía provocarme arcadas.
Su presencia era temible, todo había que decirlo. Nicholas es malvado, despiadado y cruel. No le importa el sufrimiento ajeno, siempre que pueda conseguir lo que desea. Andaba en círculos a mi alrededor.
- En serio Nicholas, no me apetece nada verte, asi que, porque no nos ahorramos dramatismos, y me explicas de que va todo esto-.
Señale hacia la majestuosa mansión, la niebla y toda la parafernalia.
-Oh, no William, el drama es el mejor acompañamiento de los sueños-.
-¿De que demonios estás hablando? Bueno, en realidad me trae sin cuidado. Es más prefiero no saberlo…-. Era cierto, mi hermano siempre aparecía para hacer maldades, y yo prefería no ser testigo o complice de ellas.
-Todavía no te has dado cuenta eh…-. Aquello era una afirmación, y relativamente cierta, ya que yo no sabía que estaba sucediendo.-La verdad es que he venido para alardear un poco. Seamos sinceros-. Su sonrisa de suficiencia se ensanchó aún más.
Durante unos segundos nos miramos de arriba abajo. El siempre con su traje negro, su camisa impecablemente blanca, y su chaleco y corbata rojos como la sangre. Pero que decir de lo demás… Es exactamente igual a mi. Eso es lo malo.
Por fin soltó palabra.
-Hermanito querido, solamente pasaba para decirte que por fin puedo controlar los sueños. Bueno, es obvio…-. Miró lentamente a su alrededor, y la niebla nos envolvió.
No podía ver nada. Independientemente de nuestra tremenda agudeza visual, en aquel lugar ningún vampiro podría ver nada. Pude oír la sonora carcajada de mi hermano.
-Este sueño ahora me pertenece, yo soy quien lo crea, y también soy el que lo…-.
Apareció frente a mi con sus oscuros ojos rojos y sonrió extendiendo los colmillos.
-Destruye-
                                                                       ***

Me desperté de un salto y palpe mi cuello en busca de marcas. Cerré los ojos intentando asimilar la realidad.
Estupendo…ahora Nicholas podía controlar mis sueños… Tenía que encontrar en aquel libro la manera de crear un escudo frente a eso.
En los sueños uno es completamente vulnerable. Cuando un vampiro controla los sueños de otra persona, el propietario del sueño se ve sin las riendas de los acontecimientos. Es el vampiro el que controla cada paso que das, cada objeto que ves, cada suceso que ocurre. Todo lo que él quiera, le pasará al propietario, porque ese sueño ya no es tuyo, sino suyo.
Fui hacia mi mesilla y cogí el libro. Debía de tener unos 300 años, palpe las desgastadas tapas, desgastadas y ásperas por el paso del tiempo. Las páginas eran de un amarillo pálido y suerte tenía que aquel hombre puso un índice.
Hojeé encontrando lo que buscaba. Escudos de protección. Más tarde lo examinaría a fondo, pero no podía permitirle el paso a Nicholas en mi cabeza… no al menos hasta terminar lo que hacía allí.
Llegué a la página 187.


Escudo protector del sueño:
Durante unos minutos nos demoraremos en el sueño.
El sueño proporciona el tiempo de descanso tanto para la mente consciente como para el cuerpo animal.
Durante el sueño, la naturaleza espiritual disfruta de alguna libertad. Como cuando un prisionero es liberado bajo palabra. La analogía es perfecta.
Durante la vida, el espíritu, esa parte del edificio humano conocida como alma, es realmente una prisionera de la carne.
Cuando el alma se encarna toma un cuerpo; por tanto, somos almas que poseemos un cuerpo, no un cuerpo que posee un alma.
El alma es lo real, la parte inmortal y eterna de la construcción humana. El cuerpo es solamente la parte transitoria y gastable de nosotros. Por tanto el sueño se convierte en un tiempo de libertad para el alma, una vacación diaria de todas las fatigas de la existencia en la carne
Si lo que buscas es proteger tus sueños de una entidad maligna, solamente conozco una forma. No hay hechizos, ni rituales, ni nada parecido. Es muy sencillo.
Se trata de quemar incienso, ese antiquísimo regalo de la madre tierra.
Hay que conseguir exactamente 200 gr. de incienso de mirra, y 150 gr de sándalo.
Estas dos materias son famosas por su poder de protección.
Solamente hay que quemarlo antes de dormir, y mientras inspires ese aroma, tus sueños protegidos estarán.

(Dependiendo de la fuerza del enemigo a combatir, habrá que hacer ejercicios del tipo escudo mental básico)

Bueno, aquella misma tarde tendría que ir a alguna tienda especializada. Pensé en si en aquel pueblo habría una, esperaba que así fuera… Sino tendría que ir a alguna ciudad cercana. Aunque ello me conllevara descubrir mi tapadera.

Nicholas, solo pensar su nombre se me revolvió el estomago otra vez… no podía controlar mi mente otra vez….no podía consentirlo, si eso pasaba…podría acabar todo como la ultima vez…tal y como acabó con Elizabeth…

¿¿Cómo os habeis quedado??
Jejejejeje….

Haber si antes de irme el martes de vacaciones puedo subir otro más!!!

Espero que os haya gustado. Me ha costado un poco porque me atasqué, no sabía como continuar si hacia un lado o hacia el otro…asi que espero vuestra opinión al terminar.


Princess of Dark

5 comentarios:

Astarielle dijo...

Jur!! K m dices!! Sto se pone interesante.... Al final m enganxaras Princess!

Dulce Cautiva dijo...

Hola guapa!, ya estoy akí!,(más vale tarde k nunca, jajaja). El capitulo estuvo muy bien y después d lo k he leido, he acabado odiando profundamente a ese tal Nicholas!, es un bastardo!. Espero que William pueda pronto liberarse de su embrujo... x la cuenta k le trae...

Bueno reina, t animas a participar en mi concurso o k?, jejeje. Aki t dejo d nuevo el link pa k le eches otro vistazo a ver si así t animas, jajaja:

http://elclubdelasescritoras.blogspot.com/2011/06/concursooo-by-cosecha-mia-jajaja.html

Saludos y k pases un lindo Domingo, muak!!!

narrador dijo...

"William, el telepata; William, el Caminante de sueños".
Cuando uno lee, tiende a hacer conjeturas. Son cosas del tipo "hacia donde vamos?". Es un actitud contradictorio: quieres ser sorprendido, pero tb tener el control de la situación.
Al leer estos 7 capitulos, me doy cuenta de que has estado dando tumbos: William pasea, William espia, William sueña cachondo, William charla, William salva, William tiene pesadillas... ¿William convierte en vampiro? No es que sea malo, solo es que parece desordenado, atropellado, improvisado. Y seguramente lo parezca porque lo es.
Las blogueras escriben por placer, asi que supongo que es mucho pedir el planear con cuidado la historia antes de escribirla. El factor libertad es importantisimo para no bloquearse. Hay que disfrutar escriendo...
Asi que supongo que mi única pega aquí es la originalidad. Repito, no es que la lectura sea mala, es solo que me recuerda a muchas cosas vistas o leidas ya ^^.
Creo que te da miedo experimentar y arriesgar.

Arwen dijo...

Me ha gustado mucho y disculpa si me paso mas tarde a comentarte....estoy con muchos problemas personales pero no te olvido..besosss y felicidades por los premios recibidos...te los mereces y muchos mas...besossss

siria dijo...

No! No, no.....Cada vez mas amo tu historia....me facinoo...seguire leyendo...Aunque Nicholas es el chico malo...me gustaria que ya saliera...me imagino que tendra sus secreticos para ser asi...me leere el otro capitulo...Besitos, Siria ^-^